perfifiles
 

Papá
por primera vez
 

La piel como lienzo de artistas
 

¡3 aderezos que darán vida a sus ensaladas
 

A más cintura, mayor riesgo de Cáncer

 

Su legado es reconocido mundialmente
Jacinto Convit: el héroe de la salud

Fue un hombre universal, Europa, América, Asia y África, reconocieron su legado y recibieron los beneficios de sus resultados.

 

Inotas/Julio Rivas Sarcos

Próximo a cumplir 101 años, fallece el doctor Jacinto Convit (11 de septiembre 1913 / 12 de mayo 2014) lleno de satisfacciones por sus aportes científicos a Venezuela y la humanidad entera. Sí, el doctor Convit, trascendió con su obra y llevó su legado al mundo. Sus trabajos relacionados con la lepra (enfermedad de Hansen) lo convirtieron en especialista de renombre mundial, plasmados en reconocimientos como el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica en 1987, por su labor en el área médica y científica y el de la Organización Panamericana de la Salud (2000) que lo declara “El héroe de la salud pública”.

La historia de la medicina en Venezuela quedó marcada por este incansable científico, junto con Enrique Tejera Guevara (Mal de Chagas) y Arnoldo Gabaldón (Malaria), como grandes investigadores que ayudaron a erradicar los males que campeaban por los cuatros puntos cardinales en una nación desolada por las plagas y la violencia política. De ese incipiente país que miraba el siglo XX con receloso atraso, emerge esa figura nacida de una familia de origen español (padre catalán y madre canaria), que desde niño despuntaba como científico por sus inclinaciones hacia los números y la investigación.

En 1932, decide estudiar Medicina en la Universidad Central de Venezuela y se gradúa en 1938 con menciones honoríficas en algunas asignaturas. Entre los años 1950 y 1951 obtiene los títulos de Licenciado y MSc en Química en la Universidad de Delaware (Estados Unidos). En 1954, logra un doctorado en Química de la Universidad deTulane en Louisiana, y se desempeñó como instructor asistente en Química Orgánica (1951-1954) siendo distinguido con el Mérito a la Enseñanza y con el American Cyanamid Fellowship Award.

En los años 60, Convit, interesado en investigar el origen de la Lepra por sus consecuencias devastadoras en Venezuela, presentó, en Londres, a la Organización Mundial de la Salud (OMS) un informe sobre los resultados que permitieron establecer las bases de un programa de Poliquimioterapia, difundido por el ente en los países endémicos. Esta secuencia de hechos, hacen que se encargue de desarrollar dos modelos de vacunación para el control de la Lepra y la Leishmaniasis, hecho que fundamenta su postulación en 1988 al prestigioso premio Nobel de Medicina.

No alcanzó el prestigioso premio, sin embargo, el hecho de ser reconocida su labor científica por prestigiosas organizaciones internacionales muestran el talante académico del doctor Jacinto Convit. Fue un hombre universal, Europa, América, Asia y África, reconocieron su legado y recibieron los beneficios de sus resultados. Hombres de la estatura del doctor Jacinto Convit han de ocupar un puesto especial en la historia de Venezuela, porque su obra trascendió los límites sociales y las fronteras patrias para llevar bienestar y fe a quienes padecieron males desesperanzadores.




Inicio / INota1 / INota2 / INota3 / INota4 / Contacto